Los niños son esponjas que se tragan tu dolor por la infidelidad

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Esta mañana recibí este email de una nueva alumna de mi programa Reconciliarte:

“Ya empecé con los audios. La verdad que me están gustando bastante y sé que voy a alcanzar mi meta. Los voy a volver a escuchar más despacio y con más atención…”

Lleva una semana. Ha sido el regalo que se ha hecho a ella misma.

La cosa es que hablamos al teléfono unos minutos y la escuché. Y sí, tenía dudas.

Me contó que había visto la información, que le había gustado y que se inscribiría más adelante porque ahora le venía mal.

Tenía el dinero, pero le daba miedo usarlo y que fuese a necesitarlo para algo de sus hijos más adelante y entonces lamentaría haberlo gastado.

Tenía miedo por sus hijos. Porque se imaginaba un futuro con desenlace negativo:

  • Quizás les pudiera faltar algo
  • Tal vez su rol de madre se viese comprometido si ella invertía en su bienestar
  • Posiblemente si ella se ponía por una vez en primer lugar se sentiría culpable
  • Que si luego no conseguía el resultado

Vamos, que le costaba tomar una decisión: pensar en ella y también en sus hijos, pero desde el presente.

Me explico.

Es muy común cuando eres madre pensar primero en tus hijos, luego en tus hijos, en tercer lugar en tus hijos, y finalmente en cuarto lugar, en tus hijos..

Lo entiendo. Es muy común.

Aún seguía con su marido, pero ella no conseguía superar todavía del todo el dolor por la infidelidad de él.

Y Lo que no sabía ella era que su malestar, el de estar jodida por la infidelidad de su marido

El de que si hoy me siento bien y mañana estoy rencorosa
triste, enfadada y que le quiero hacer daño a mi marido
que cómo me ha hecho esto.

Pues son estados energéticos que para sus hijos pequeños equivale a veneno que están tomando.

Lo llevan tomando desde hacía 4 años, en las comidas, en los desayunos, en las cenas, en las meriendas…

Pero de eso no tenía miedo, porque no es consciente de esto.

Porque no sabía que si tú no estás bien, no vale que finjas, porque no cuela. Tú crees que porque los niños son niños no se enteran. ¡Ja!

Si estás mal, simplemente estás mal. Y eso se nota. Y tus hijos también, y si son pequeños no te preguntan nada (o a veces sí: ¿qué te pasa mami…?)

Los niños son amor incondicional

por eso son como esponjas que absorben tu negatividad, pero el precio que pagan es que algo de la mierda que cogen se les queda dentro, y no saben procesarla.

¿Cuánto le costará a esas personitas cuando se hagan adultos limpiarse de su subconsciente la suciedad que su madre o su padre no se limpiaron de su vida?

Puf!!! Ni se sabe. Pero mucho más que lo que le costaría a su madre o a su padre por inscribirse a mi programa.

Mucho más. Pero mucho, más.
Mucho, mucho, mucho más…

De esto ella no tenía miedo porque no sabía lo que estaba haciendo.

Y él tampoco lo sabe.

Pero qué bien que hablamos, porque tomó consciencia, lo vio claro y se inscribió.

Ahora ella ha empezado a limpiar su dolor, y en un mes estará como limpita, limpita.

Empieza también a hacerlo tú en el próximo taller

Óscar

2 Comments

  • Sandra

    Reply Reply mayo 9, 2020

    Me interesa la informacion

    • mm

      Oscar Duran Yates

      Reply Reply mayo 9, 2020

      Hola Sandra

      Te paso a responder a tu pregunta…

      Toda la información que necesitas saber del programa está escrita en esta página:
      Haz clic aquí en el Programa Reconciliarte si tu pareja fue infiel:
      https://reconciliarte.com/carta-para-superar-la-traicion-de-una-infidelidad-p2/

      Haz clic aquí en el Programa Reconciliarte si fuiste infiel a tu pareja:
      https://reconciliarte.com/carta-para-superar-la-culpabilidad-de-una-infidelidad-p1/
      También puedes sumarte al taller on-line https://reconciliarte.com/taller/ para quitarte el dolor, malestar, desilusión, rabia, enfado, engaño, traición y sinónimos de estas emociones sería bueno que pudieras hacerlo con ayuda.
      Te sugiero que leas atentamente toda la información porque así sabrás si esto es o no para ti.

      Yo no puedo ayudar a todo el mundo, especialmente NO PUEDO AYUDAR a las personas que no ponen de su parte para superar esta situación ni que están dispuestos a hacer el esfuerzo que se requiere.

      Por este motivo, es MUY IMPORTANTE que te tomes el tiempo (serán 10-15 minutos) en ver esa página detenidamente…

      Ahí te cuento los contenidos, precios, forma de pago y los servicios que incluye.

      Recibe un saludo,

      Óscar
      PD: Si tienes alguna duda después de leerla, aquí me tienes.

Leave A Response

* Denotes Required Field