La historia del perro sentado en un clavo y la relación con la infidelidad

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

La verdad es que cuando me contaron esta historia no daba crédito. Pero luego sí que yo también he sido de este tipo de perro alguna vez…

A ver si soy capaz de contarte esta historia tan bien como me la contaron a mi (lo de la infidelidad se lo añadí yo…)

Decían que una mujer, Laura, tenía un pastor belga hermoso como mascota, y al perro le encantaba pasarse horas tumbado en un rincón de la casa donde el suelo era de madera y estaba calentito

Pero había una particularidad, y es que cada vez que el perro se movía, se quejaba.

Un día Marisa vino a pasar el fin de semana con su amiga Laura y se extraño al ver al perro tumbado, molesto y aullando cada vez que hacía determinado movimiento.

Y entonces le preguntó a Laura:

  • ¿Qué le pasa a tu perro que se queja de esta manera?
  • Ahhhhh, es que le gusta ese lugar, pero está acostado sobre un clavo y cada vez que se mueve le duele.
  • ¿Y…, por qué no se mueve?
  • Hmm…porque “le molesta lo suficiente como para quejarse pero no lo necesario como para cambiar de lugar”

Y aquí fue cuando me vi identificado. Y seguro que tú también.

Con la infidelidad he visto exactamente esto mismo que el perro. A la mayoría de las personas les duele, pero también la mayoría de las personas siguen tumbadas sobre el clavo.

Les pasa como al perro, se acostumbran al dolor, se quejan, se lamentan, pero no se mueven de lugar.

Las personas que se quedan con el dolor de la infidelidad y se quejan, y hacen poco o nada, o haciendo mucho pero no eficaz, que es como hacer nada, es porque siguen eligiendo el clavo.

Si tienes un clavo y ya te acostumbraste a él, pues ya sabes por qué es. Sigue ahí, que no pasa nada.

Si te está doliendo, y te lo quieres quitar, muévete…

Ven a mi próximo taller en directo para superar la infidelidad. (Es en directo, pero Online)

Haz clic aquí para más información

 

Óscar Durán Yates

PD: Y no importa si antes has hecho poco, nada o mucho. Solo tienes que tener el clavo y tu herida tiene que ser lo suficientemente dolorosa para decir basta.

 

 

2 Comments

  • Martha

    Reply Reply abril 14, 2019

    Quiero la guiacompleta

    • mm

      Oscar Duran Yates

      Reply Reply abril 15, 2019

      Hola Marta,
      Sí, sí puedes estar en la próxima convocatoria.

      Puedes inscribirte aquí:
      https://reconciliarte.com/taller/

      Será el jueves 25 de abril de 16:00 a 19:00 horas.

      Todos los detalles están en el enlace de arriba.

      Cuando te hayas inscrito te pasaré el enlace de la sala y algunas indicaciones importantes para que te prepares.

      Quedo a la espera de tus noticias

      Saludos

      Óscar
      PD: ¿En qué país estás?

Leave A Response

* Denotes Required Field