Quiero y no puedo superar la infidelidad

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Cómo superar la infidelidad… (caso real)

Aunque parezca algo ilógico, en ocasiones somos nosotros quienes elegimos no superar una experiencia y quedar sufriendo. Para que me explique con más claridad te voy a contar un caso real de una persona que decía “quiero y no puedo superar la infidelidad” que ha sucedido recientemente en nuestra consulta…

– Nunca perdonaré una infidelidad

Esto fue lo primero que dijo esta persona cuando vino a la sesión para superar la infidelidad.

Al iniciar el proceso, nuestra cliente María (el nombre está cambiado), estaba en un estado emocional como posiblemente hoy te encuentres tú: incrédula, dudosa de que puedas superar la infidelidad con la metodología del Programa Reconciliarte, enfadada, rabiosa, dolida…

A pesar de ello, igualmente iniciamos el proceso y al finalizar la primera sesión, María sintió que su carga emocional era ahora mucho menor y en su cara apareció un aire de optimismo que se notaba ausente desde hacía mucho tiempo…

Pero noté que había algo que la frenaba a expresarlo libremente.

Y le pregunté:

– ¿Qué piensas ahora de lo que me dijiste al entrar a consulta con respecto a que  “nunca perdonarías una infidelidad”? Y se quedó callada y desconcertada. Me miró raro, como si yo hubiese descubierto algo que ella quería ocultar.

 

– ¿Qué es lo que sientes ahora, María? Sé sincera contigo y dilo…- la incité

 

Y al cabo de un instante con la voz algo quebrada me respondió

 

– …ahora siento como si me reprochara a mí misma por no sentir más tanta rabia hacia mi pareja.

Fue un gran descubrimiento, desde luego. Y muy habitual en el proceso de liberación real del rencor con la metodología del Programa Reconciliarte.

Y la mandé una tarea para la siguiente sesión.

No hizo la tarea

En la sesión de la semana siguiente, no trajo las tareas que le había dado, y lo mismo ocurrió las tres semanas siguientes.

En todas las sesiones se marchaba más aliviada, con menos rencor y enfado. Con mejor estado de ánimo. Con más ganas de salir del sufrimiento en el que se encontraba.

Pero… ¿qué le ocurría para que no consiguiera hacer las tareas que ella sabía que si las hacía su mejoría sería aún más rápida y más completa?

 

Siempre me parece un misterio cómo algunas veces sabes que haciendo una cosa, vas a mejorar tu vida y, al mismo tiempo, hay un freno en tu mente o en tu corazón que frena que hagas esa acción.

Era evidente que María tenía ese freno. Ella quería superar la infidelidad. Y también estaba este freno que no la hacía tomar la acción para lograrlo.

 

Al iniciar la siguiente sesión le hice esta misma reflexión y la invité a que descubriéramos qué era lo que la frenaba.

 

Lo íbamos a lograr, solo se trataba de que pusiésemos el interés en encontrar el freno que tenía en su mente o en su corazón. Solo había dos lugares donde buscar:  en sus pensamientos o en sus emociones.

 

Estuvimos unos 20 minutos haciendo una lista de las emociones que sentía durante la semana. Y también estuvimos listando sus pensamientos que se repetía y no era consciente…

 

– No, no, no, Gladys. No tengo ningún pensamiento que mi impide. Es solo que quiero y no puedo superar la infidelidad  – me dijo.

 

– ¿Cuántas veces al día te dices: “Quiero y no puedo superar la infidelidad”, María,?

 

Quiero y no puedo superar la infidelidad…

Hubo un silencio profundo mientras me miraba. Sus ojos se humedecieron y empezaban a correr lágrimas por sus mejillas mientras asentía con la cabeza…

– Sí, este es: “…quiero y no puedo superar la infidelidad”. Esto me lo repito muchas veces durante el día. Cada día… “…

quiero y no puedo superar la infidelidad”. Y es verdad,  no me doy cuenta. Este es mi freno. Ahora lo veo. Es cierto, mientras estoy haciendo mis cosas en el trabajo o en la casa concentrada, de pronto me descubro pensando: “quiero y no puedo…” “quiero y no puedo…”quiero y no puedo superar la infidelidad.”

 

Recién ahora que María había descubierto y reconocido para ella misma que en su mente el pensamiento más recurrente que tenía era “…quiero y no puedo superar la infidelidad” fue cuando, cansada de auto-flagelarse, María decidió dejar atrás este pensamiento y se puso a hacer las tareas que no había completado del Programa Reconciliarte en las semanas anteriores.

Y la semana siguiente en la sesión, cuando abrí la puerta de la consulta para que entrara, lo primero que hizo fue darme un abrazo y me dijo:

– Ahora sí todo cambió, Gladys. Todo ha cambiado, el dolor ha sanado. Aquí tengo las tareas que hice – y me enseño sus ejercicios.

Y entonces, empezamos a construir sus metas, objetivos y sueños. Salió de la sesión con un plan para cuidarse y no perder más tiempo de calidad con las personas que amaba y empezar a disfrutar de cada momento.

Las noches de descanso placentero, la tranquilidad y la paz volvieron a ser parte de su existencia.

Fue tal cual te lo he descrito. y es así de simple: cada persona quedará con el dolor de la infidelidad el tiempo que quiera. Es una elección. (siento mucho si no me crees)

superar la infidelidad

Supera la infidelidad HOY

A pesar de tener en tus manos la oportunidad de superarlo, si eres de las personas que se comportan de esta forma, que quieren y no pueden superar la infidelidad, yo lo respeto. Estaré aquí, acompañándote en tu dolor, semana a semana trayéndote un artículo, contándote casos reales de superación…

¿Será suficiente para que tu dolor se marche?

Lo más probable que no.

Yo deseo para ti que alguna vez decidas tomar la acción que es necesaria para sanar, superar, crecer y reencontrarte contigo.

Si hoy quieres dar el paso suscríbete aquí si tu pareja fue infiel

(O en este otro enlace Si tú fuiste infiel) 

Recibirás un email con un enlace donde tendrás todas la información del Programa Reconciliarte para superar la infidelidad

Abrazos,

Gladys Hamann
Psicóloga – Coach Cuántica, del equipo de Óscar Durán Yates

PD: Óscar está tratando un caso en directo en su programa de radio de Coaching Cuántico. En este enlace puedes escuchar el programa # 5 y verás cómo funcionan su metodología

Leave A Response

* Denotes Required Field