Por qué perdonar una infidelidad no sirve de nada y es tóxico

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,67 de 5)
Cargando…

Mira, lo del perdón es un tema que da para mucho y un posteo no da para tanto.

Llevamos siglos pidiendo perdón a los cielos, que si arrodillados, en cama, en el bar y de todas las maneras

…y los humanos seguimos cometiendo los mismos errores.

¿Te has preguntado por qué?

Cuando tú pides perdón por algo, volverás a hacer aquello por lo que quieres ser perdonado

Cuando quieres que alguien te pida perdón, volverás a atraer a tu vida esa misma experiencia

¿Te has preguntado por qué?

 

Aquí mi versión.

Pedirle perdón a alguien es asumir que lo que hiciste o no hiciste causó

…más pérdida, dolor y perjuicio
…que ganancia, placer y beneficio

Querer que te pidan perdón es asumir que lo que la persona hizo o no hizo te causó

…más pérdida, dolor y perjuicio
…que ganancia, placer y beneficio

¡Absolutamente FALSO!

Desde el punto del vista del equilibrio, no es posible uno sin el otro. Van juntos.

Como los dos polos de un imán que si lo cortas por la mitad no separas lo positivo de lo negativo, sino que creas dos imanes.

Pedir perdón o querer que te perdonen es la visión que te convierte en verdugo o en víctima.

¿Pueden las víctimas o verdugos sanar 100% su dolor?

¡NO! ¿Por qué? Porque dejarían de ser víctimas o verdugos.

Y una víctima necesita a un verdugo tanto como una moneda necesita la cara y la cruz.

Son los dos polos del imán.

Perdonar no es igual a sanar, liberarte, curar ni nada de eso.

Perdonar una infidelidad a tu pareja te sigue carcomiendo por dentro. Por eso es que no sirve.

Que tú le pidas perdón a tu pareja no es suficiente porque también te carcomes por dentro.

Perdonar es igual a quedarte casi igual pero en secreto. Y esto es bien tóxico.

 

¿Quieres tener razón o superar el dolor de la infidelidad?

Si quieres tener razón. Pues a perdonar y te quedas con tu dolor, escondido, pero te lo quedas.

Si quieres superar el dolor de la infidelidad, pues empieza por considerar…

…que tú y tu pareja sois responsables al 50%

…que tú y tu pareja co-creais juntos lo que en la relación se vive

…que tú y tu pareja sois la cara y la cruz

Y dejaros de cruzar insultos, palabrotas, rencores y vomitonas.

Porque eso tóxico es aún más tóxicos. Y para tóxico el veneno.

Que es lo que ahora tienes dentro de ti.

Y al final la toxicidad de la infidelidad envenenará tu alma

¿Te gustaría saber transformar esa toxicidad?

Pues únete al taller en directo donde te mostraré como sanar:

Taller on-line

 

Óscar

PD: encontrarás toda la información del taller en el enlace.

Leave A Response

* Denotes Required Field