1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

La infidelidad es una experiencia muy dolorosa

No está en los planes de ninguna persona que va a iniciar una relación que su pareja se vaya con otra persona.

Es algo que no contemplamos, y si está contemplado lo está bajo la creencia “si mi pareja es infiel no lo perdonaré nunca”, porque nadie toma un compromiso con las intenciones de sufrir, ¿es bastante lógico, no?

Entonces, coincidimos que el dolor de la infidelidad es uno de los más profundos que, además, afecta a nuestra autoestima y auto valía e invalidad todos los logros alcanzados en la relación.

Los esfuerzos, los sueños, las metas, las expectativas y TODO lo que una vez sostuvo la relación se tira por los suelos.

La mayoría de nuestros clientes describen su experiencia con la siguiente metáfora:  “es como si de pronto me hubiese caído en un profundo pozo oscuro sin esperanzas, sin poder ver un rayito de luz”

 ¿Se puede superar este dolor?

Si, se puede, incluso si ahora te cuesta ver la luz que aún brilla arriba del pozo.

¿Cuánto tiempo te va llevar superar esta experiencia?

Esta respuesta es relativa porque depende de ti  y del tiempo que permitas que te duela, si me dices que necesitas meses, es cierto, si dices años, también es cierto, porque eso tú lo determinarás…

Porque tanto si dices que NO puedes superarlo como si dices que SÍ puedes en ambos casos será cierto lo que tú elijas pensar y sentir.

¿Y si nosotros te dijéramos que hay muchas personas que lo han conseguido superar en 3 meses? Quizás si esto fuese algo que también aceptaras como una posibilidad que tienes te preguntarías…

¿Y cómo lo consiguieron esas personas…?

Hablemos de cómo, pero sí te queremos avisar que no te hablamos de amarres, ni de tantas cosas que podemos leer a diario en las redes, sino de un cambio de paradigma, de un cambio de mirada diferente a tu experiencia que te ayudará a superar el sufrimiento de la infidelidad en el tiempo que tú decidas.

Y la palabra clave es exactamente esa. “tú decides”, porque si decides, aunque no es lo que quieres, quedarte con el dolor de la infidelidad porque decides creer que NO es posible quitarte este dolor como lo consiguieron esas personas que antes te comentamos, no te podemos obligar a que sueltes esa creencia.

Por esto eres tú quien decide cuánto tiempo te va a doler.

 

Cambia tu punto de vista

En una sesión de las que tenemos con las personas que sí aceptan esta posibilidad de cambio nos pasó lo siguiente.

Patricia, alumna del programa reconciliarte, después de estar trabajando un buen rato el resentimiento hacia su pareja y de estar disolviendo su malestar por la infidelidad, se sentía atascada y no encontraba respuestas a las pregunta que le hacíamos.

De pronto, en una de esas vimos que su cara cambió de repente, como si algo hubiese encontrado que le deba vergüenza contar y le pedimos que nos dijera “qué había visto” y no dijo con voz tímida:

  • Es que…no quiero dejar ir el enojo que siento hacia mi marido.
  • Y ¿por qué no quieres dejarlo ir…? ¿Qué estás queriendo lograr enojada?
  • He descubierto que mi enojo hacia él es una forma en la que estoy haciéndome respetar y valorar ahora como no lo había hecho antes.

Y con este descubrimiento, ella reconoció que su enojo no era algo que le causaba su marido, sino una elección estratégica que la ayudaba a ella a lograr algo que ella valoraba mucho en su vida. Y no sabía como lograr lo mismo utilizando otra estrategia.

A pesar de que decidió permanecer ese día con el enojo, su malestar general había cambiado cambiado y su tensión en la cara y en sus hombros se liberó.

Patricia cambió su percepción sobre su enojo y pasó a ser ella quien eligió seguir así. En las siguientes sesiones vimos cómo ella podía utilizar otra estrategia más conveniente para ella que le diera ese resultado pero sin sentir una emoción que no quería tener.

La última sesión que tuvimos con ella, no agradeció que le hayamos acompañado a descubrir una nueva mirada de estas experiencia que había dejado de ser un dolor y nos dijo:

“realmente ahora, miro al pasado y en estos tres meses que estoy en sesiones individuales siento que he aprendido tanto de mi que es como si hubiese pasado dos o tres años de vida. No cambiaría nada de lo que he vivido y ahora sí que estoy lista de tomar la decisión de si voy a seguir con mi marido o le voy a plantear la separación. Gracias por el trabajo que hacéis”

 

Te invitamos a que, incluso si no te crees que esto es posible para ti, des un pequeño paso hoy.

Conoce esta nueva mirada uniéndote a nuestro próximo taller de 3 horas en el que podrás empezar a liberarte.

Suscríbete haciendo clic aquí para recibir la información sobre el próximo taller que hacemos y en el que empezarás a liberarte del dolor y el sufrimiento. Además, solo por pedir información te vamos a regalar la guía 4 Pasos para superar la infidelidad de tu pareja.

Óscar Durán Yates y Gladys Hamann

PD: Haciendo clic arriba, recibirás la guía y el acceso a toda la información de la próxima edición del taller.

Este taller es el primer paso. Pero ya sabes, todo viaje al margen de lo largo que sea, empieza con el primer paso


Leave a Reply

Your email address will not be published.